¿Qué tratamiento elijo?

¿Qué tratamiento elijo?




¿Qué tratamiento elijo?


La presión publicitaria de la industria farmacéutica por vender sus productos diseñados para dejar de fumar, favorece que la población general considere que este problema sólo se soluciona a través de la terapia farmacológica. Por ello, es el tratamiento elegido en primer lugar por la inmensa mayoría de personas adictas a la nicotina. No obstante, los estudios científicos no apoyan esta idea, ni tampoco que la terapia farmacológica unida a la psicológica sea una estrategia terapéutica más eficaz.


Estudios recientes llevados a cabo en España concluyen que la utilización del parche de nicotina añadido o no al tratamiento psicológico no es más eficacia que la utilización de las técnicas psicológicas por sí solas.


Además, es importante tener presente que el tratamiento farmacológico tiene el importante problema de su elevado coste que ha de correr por cuenta del fumador, además de los efectos secundarios de muchos fármacos para dejar de fumar, lo cual lleva a que un significativo porcentaje de fumadores abandonen su saludable objetivo.


La primera elección de cualquier persona para enfrentarse al tabaquismo es el tratamiento psicológico.


Especialmente las mujeres embarazadas, jóvenes y adolescentes (aunque son pocos los que desean dejar de fumar), personas mayores y pacientes hospitalarios, especialmente en pacientes con enfermedad cardíaca coronaria.


 Fuentes:

Becoña, E. Fernández del Rio, E., López-Durán, A. Martínez, U., Martínez, C. y Rodríguez, R. (2014). El tratamiento psicológico de la dependencia del tabaco. Eficacia, barreras y retos para el futuro. Papeles del Psicólogo, 35 (3), 161-168.

Secades, R., Díez, A.B. y Fernández, J.R. (2009). Eficacia de un programa multicomponente para dejar de fumar con o sin chicle de nicotina. Psicología Conductual, 7, 107-118.